viernes, 17 de abril de 2009

Say no Gata



 En el tropical otoño en que vivimos hay visitas para todos los gustos, edades, y bolsillos, y en diferentes lugares de la ciudad de Córdoba. El Clásico Teatro San Martín preparó su acústica para recibir a Adriana Varela y Luciano Mana estuvó allí para compartirlo con ustedes.

Por Luciano Mana. Para El Mundo Entre Las Manos. 

   Noche de sábado, plaga de mosquitos virósicos, el desamor de “Marcelo Hugo” y proximidad de elecciones. ¿Qué hacer?, Y sí, noche ideal para ver tango o “tangazos” como dice ella.

Adriana Varela se presentó el sábado por la noche, nuevamente en la ciudad de Córdoba ,en un teatro Libertador San Martín casi repleto.

A las veintiuna y cuarenta y cinco del pasado sábado 11 de abril, y a modo de presentación, empezaron a sonar los primeros acordes en las manos del mágico quinteto de guitarras, que acompañan a Varela en su nuevo disco grabado en vivo: “Docke”, donde estos cinco guitarristas hacen de las suyas. 
Hubo tiempo para recorrer (sin exagerar) cada uno de los tracks del nuevo álbum antes mencionado, también para clásicos de Gardel, Homero Manzi y Piazzolla, y hasta un parate para dialogar con el público, el que le dió a conocer “el chisme” de que venderían “el San Martín” (teatro), frente a lo que sugirió que lo tomen; pero sin dudas donde mejor se destacó, esta rockera devenida en tanguera, fué al interpretar canciones de sus amigos Joaquín Sabina y Jaime Ros, donde su garganta con arena fue casi una bendición.
Para el final un plateista le confesó su amor: “¡te quiero gata!”. Su respuesta podría haber sido: “say no gata”, aunque prefirió despacharse con un: “¡más gata será tu hermana!”, así pasó por Córdoba Adriana Varela.