martes, 9 de septiembre de 2008

Entrevista a La Zurda





Por  Guillermo Romani y Santiago Ramos.
La Zurda, banda del oeste bonaerense, es "una familia" que de tocar en el cordón, pasó a Surco Record, el sello discográfico de Gustavo Santaolalla, experiencia que les abrió puertas e ideas. Tal vez no contentos, pero sí agradecidos con el gurú del rock latino ex Arco Iris, siguieron su camino y editaron su segundo material discográfico disfrutando la posibilidad de ser distribuidos en todo el país, lo que les proporcionó la oportunidad de viajar para presentarlo en todo nuestro territorio y en el viejo continente, haciendo gala al título de su última producción “Para Viajar”.
Cuando visitaron Córdoba, charlamos con Emanuel Yazurlo (voz y multinstrumentista) de la agrupación, quien nos comentó que cosas están puliendo para su próximo disco, cómo fué la experiencia de trabajar bajo la supervisión de referentes de la producción artística, que cosas se trajeron de su vuelta por Italia y que cosas perdieron al bajar del micro que los acercó a la docta.
¿Están preparando canciones para un próximo disco o todavía les queda trayecto por transitar con “Para Viajar”?
Van saliendo cosas, al estar en viaje afianzamos más lo que fue plasmado en el disco y aparte la anécdota de la gira, de cosas que van pasando en el momento, un viaje o esto que estábamos hablando recién de que perdimos todos los cables en el micro y nos quedamos hablando. Tarde o temprano eso termina en canción.

¿Tienen estipulada alguna fecha para grabar un nuevo material?
Sí, nos proyectamos para grabar un disco rápido; no te digo mucho tiempo. Uno siempre tiene la búsqueda de otras cosas; es más, estamos tocando temas nuevos, seguro hoy tocamos alguna que otra canción nueva, que todavía no está grabada ni siquiera demiada.

¿Cómo podrías presentar a La Zurda para la gente que no la conoce?
La podría presentar como una banda de amigos que se juntaron desde pendejos, que estuvieron curtiendo situaciones de la vida, algunos de colegio como Juan y Leo, que iban al colegio juntos, o cruzarnos en la noche, ir tocando, haciendo amistad y después se define con la música de agarrar los instrumentos, de decir un poco lo que se piensa como banda grupal de amigos. La definiría como una banda de rock latinoamericano, para encasillarla en un estilo. Hacemos folclore de otros lugares; para que lo entienda alguien que necesita un patrón diría rock latino americano

¿ Qué cosas les dejó, la posibilidad de haber grabado su primer disco con un productor como Gustavo Santaolalla?
Y la verdad que buenas y malas también, porque no. Fue una onda buena. Arrancar nosotros de pendejos en un estudio con el tipo. Nos abrió la cabeza como una manzana, porque tiene una visión de nosotros, al vivir afuera del país, al conocer tanta música... ; es uno de los primeros músicos del país de rock que mezcló el género con el folclore; y aparte con tantas bandas que produjo, la verdad es que nos dejó una enseñanza grandísima, pero quizás éramos más inocentes, más chicos y no estábamos mucho en este tema del negocio de la música, porque cuando se transforma en compañía discográfica y editar un disco tiene que ver con los números. Tal vez esperábamos una respuesta más afectiva o con más onda o más rápida o con más atención quizas ¿no? Un poco fue eso y después, todo bien, comprendimos una bocha con el loco y seguimos nuestro camino.

Con la producción de este disco y laburar con Guyot y Toth, ¿eso les proporcionó otro tipo de sonido, un tanto más rockero?
No hay cosas que cambiaron en el estudio. Ellos aportaron un montón de ideas a los temas y produjeron muchas de las canciones, otras las terminamos produciendo nosotros de armado, con el técnico (Facu) también fue una experiencia increíble, y estar con Pablo y con Alfredo que son dos monstruos del rock que están desde que empezó el rock acá. Alfredo era el bajista de Los Gatos. Pablo un gran guitarrista que a Juan lo ayudó un montón con el sonido de las guitarras, y nos mostraron otros instrumentos, toquetear los equipos y cambiar la canción para que de un ruedo diferente y hasta incluso en los grooves de los ritmos, jugar un poco con eso. Ellos tienen una sensibilidad también muy especial, por eso me parece que les va muy bien con esto ¿no?



¿Te parece que son importante los productores?, ¿ponen los acentos que les falta a las bandas que por ahí no tienen tanta experiencia?
Sí seguro, están para eso. Sí, es gente que labura para eso y la verdad es que lo hacen bien, que se yo. Nosotros la primera vez que caímos en un estudio fue por medio de un productor y es como que se nos dió naturalmente todo, es como que entramos a la escuela esa, del productor, de que alguien nos diga “no chicos por acá” o “ en vez de hacer un sol hacé un mi menor” boludeces que van sumando y que van haciendo que uno aprenda una bocha.

¿Cómo llegaron a contactarse con ellos para que produzcan el disco?
A nosotros nos gustaba como trabajaban ellos y un par de veces nos vimos en el estudio. Los fuimos a buscar para hablar un rato, para ver que se podía hacer. Primero entramos en una onda, pero quedó en nada, pasaron varios meses, hablamos con otra gente y finalmente por medio del sello Pirca, nos dieron un contacto para poder cerrar con ellos y que puedan hacer algunas canciones; y bueno, produjeron ellos algunas canciones nuestras y estuvieron tocando, laburando algunas cosas con nosotros. Después nos fuimos a un viaje a Italia y cuando volvimos, ellos estaban con otro disco, con Los Piojos y no pudimos continuar el trabajo, entonces quedamos medio solos nosotros en el estudio con el técnico, y se fue dando un ruedo así sólo, que terminó con el sonido que un poco queríamos todos. Y la verdad es que salió bien. Para mí siempre digo “esto lo hubiera hecho así” o “esto no”.

Como que nunca se termina el proceso

¡Claro! Para mí no se termina nunca hasta que alguien te dice “basta flaco, mezclemos y terminemos con esto”; pero siempre que un charango acá o una trompeta allá, no se quiere terminar nunca, pero en algún momento se tiene que terminar.

Y para el las presentaciones en vivo, ¿les resulta difícil reflejar el sonido del disco?, ¿requiere de muchas horas de ensayo?
¡Sabés que no ensayamos mucho!, Casi no estamos ensayando, cada tanto, porque estuvimos viajando y tocando todos los días y eso hizo que afianzáramos un montón y cuando llegamos del viaje por Italia y tocamos en varios lugares pareciera como si viniéramos ensayados. Nos juntamos para ensayar un toque en San Justo, que fue el primer show que hicimos cuando regresamos; y ahora para Córdoba y Rosario como que venimos re afilados de haber tocado toda la gira.

¿En el marco de que llegaron a Europa, de algún festival?
Primero se dio por un amigo, que fuimos a Italia. Un amigo que llevó un disco allá y él nos presentó a un loco de una productora, “Piga gensi”, que se copó con nosotros, con la onda de la música y hablamos un par de veces por teléfono, aprendimos a hablar en italiano, ¡imaginate! nosotros intentando hablar en italiano, y bueno ahora aprendimos; después fuimos varios años más y ya estamos más en onda con ellos, y movieron el disco.

¿La gente como los trata por allá?
Y el público siempre nos recibe bien, nunca una mala onda, la gente baila, se copa mucho con la música. Entramos mucho a tocar en festivales donde cerrábamos la noche, capaz que era una fiesta; “la fiesta de la pasta no se cuanto” y tocábamos en la fiesta de un pueblo, eso más al sur quizás; y juntarse con bandas en muchos festivales folk donde compartimos con músicos de otros folclores, tipo balcánicos o música más africana o tarantella, muchos festivales de folk que con nuestro folclore se une. Ellos lo ven como una cosa única al folclore de cada lugar, como que se disfruta de esa misma forma, y la verdad que bien: después más al norte en festivales como más armados, como más alemanes son, más tedesco(sic), con un súper sonido; se diferencia el norte del sur como en todos lados. Pero la onda esta más abajo.

¿Tienen pensado agregar otros elementos a su sonido?
No sé. No hablamos mucho de eso. Yo creo que eso lo hacemos cuando estamos grabando, cuando van saliendo cosas. Ahora venimos tocando, fogueando algunas canciones, zapar en cualquier situación, en un micro, y van saliendo cositas y van cerrando todo: pero a nivel sonido vamos proyectando más en el estudio, aunque venimos hablando algunas cositas pero no tanto ¿no? Que es hablar de loops que escuchamos, o de otra música, o una guitarrita que escuchamos por ahí o simplemente un zapada que salió. A lo mejor podemos ir definiendo cosas como un slide, una secuencia o acá iría un contrabajo. Me parece que se ve más ahí en el momento cuando grabemos, ahora lo pensamos y después va cayendo.

¿Cómo se formó la banda?, ¿Cómo fue mutando?, ¿Cuántos son ahora?
Arrancamos como una banda de cuatro, estuvimos muchos años peleándola en el oeste, intentando tocar, llevando casetitos, pegando afiches. Éramos: Leonel Macaluse, Juan Manuel Bruno, Pablito y yo( Emanuel Yazurlo), arrancamos así; no encontrábamos bajista en esa época, entonces, a veces, Juan tocaba el bajo o disparábamos loops simplemente con algún bajo y zapabamos allá por el Santana, lugares más legendarios del oeste, obviamente que hay lugares mucho más viejos y de más historia. Después se sumaron bajistas, pasaron varios, estuvo Nahuel que grabó el primer disco, ahí encontramos a Charly y Leo pasó a la percusión y Charly empezó a tocar la batería. Y en este último disco ellos se bajaron del barco, de alguna forma continuamos nosotros, los que estábamos. La pérdida más grande fue Pablito, que fue el que estaba con nosotros de entrada.
Ensayábamos en su casa, y bueno los caminos de la vida te van llevando por otros trayectos. Nos mudamos varias veces de sala, de casa, vivimos juntos siempre. Ahora no. Estamos más separadas, divorciadas (bromea); desde pendejos que vivimos juntos alquilando diferentes casonas por Haedo, en el oeste, que tiene una arquitectura bastante copada, más antigua, por lo menos las casas donde estuvimos. Teníamos la onda de alquilar casas antiguas y decorarlas un poco. Continuamos con varios músicos acompañándonos. Ahora también hay un acordionista, Ruky, que es de “La manzana Cromática protoplasmática”, una banda también del oeste, que nos acompaña en la guitarra, que hoy no pudo venir. Básicamente el núcleo somos nosotros tres y el amigo Lenny que está en el bajo.

Está abierta la banda a las incorporaciones.
Sí, abierta a que pueda pasar cualquier cosa. Ahora por ejemplo encontramos a una amiga que también nos está acompañando, que nos cruzamos en la gira y la trajimos en el viaje a pasar noches de rock and roll. Y a seguir curtiendo esto de la música y de viajar, que es un poco lo que planteamos en este disco, para viajar y conocer gente.
La zurda tiene la suerte de haber grabado y ser distribuidos por gran parte del país.
¿Requiere de apoyo por parte del sello o ustedes se van movilizando por otro rumbo?

Yo creo que una de las cuestiones que quizás nos planteamos como músicos, de sacar un disco por un sello o intentar grabartelo vos, de esas divagaciones que uno tiene cuando quiere grabar o algo así; un poco planteamos poder sacarlo por un sello que nos pueda dar una mano con la distribución, por eso pintó lo de el sello discográfico.
Que se yo, ir hasta Ushuaia para nosotros era un poco difícil o hasta Jujuy por ejemplo. Igualmente siempre tuvimos una mano izquierda, la derecha fue un poco esa, y la izquierda fue la de poder movernos nosotros en las provincias con los discos y con amigos. De movernos en algún boliche, o vamos a viajar, ha hacer otras cosas y llevarnos unos discos.

¿Han tenido buena difusión el disco, buena recepción ?, ¿dónde se está notando la movida? ,¿se están abriendo otros lugares?
Sí, la verdad que bastante bien. Yo creo que ahora se están hilvanando todas las movidas que estuvimos haciendo a lo largo de estos años: un poco la del oeste, un poco la de la plata, la de Pilar, un poco la de Baradero, capaz Córdoba, Rosario. de a poco se teje lo que nosotros le decimos “la familia”, es como que las tribus de los lugares nos están dando una mano, un okey.
Hay buena onda y se va armando de a poco, no es que tenemos una movida en un lugar determinado, somos del oeste y tocamos más ahí; en Italia estamos yendo hace varios años, hay buena onda con mucha gente, se intercambian cosas culturales, es importante.


La zurda - Los últimos (Nuevo)

Foto: Gentileza página oficial de La Zurda.