viernes, 11 de julio de 2008

Ricardo Mollo habló de todo

Música, juventud, medios de comunicación, influencias y anécdotas varias fue la ecuación de una nota con el guitarrista de Divididos.

En el 2004 Ricardo Mollo se presentó en Córdoba con su grupo. La banda, por ese entonces hacía dos años que había editado su último material “Vengo del Placard de Otro”, por lo que resulta vigente la entrevista ya que hasta hoy no hay novedades discográficas del grupo.
Por Fabricio Álvarez, Guillermo Romani y Santiago Ramos.
Fotografía: Fabricio Álvarez.
¿Están creando nuevas canciones?
-Todavía no estamos en esa etapa. Hay un montón de ideas, hay como cuarenta ideas que hay que darle forma, pero eso va a pasar cuando terminemos diciembre, enero, por ahí. En algún momento tendremos que dar forma a eso porque se va juntando, son ideas. No es una canción que empieza y termina, no hay nada de eso. Son todas ideas que en algún momento vamos a darle más de lleno. Tocamos, grabamos los ensayos, o yo compongo cosas en mi casa y nos juntamos. Pero no hay un disco todavía.
-
-¿Qué tipo de música piensan seguir haciendo?
-No lo sabemos. Cuando hicimos “Vengo del Placard” dijimos: "¡Stone Temple Pilots que bueno que está!, es como Led Zeppelin", que se yo, es un referente nuevo, yo soy re fana de Zeppelin y ellos eran como los Led Zeppelin de ahora, y no salió eso ni a palos, salió otra cosa. Te imaginás una cosa y lo que sale, andá a saber que es.


¿Los momentos de inspiración los tenés desordenados o tenés un ámbito donde te relajás para componer una letra o una melodía?
- En un momento tenía un aparato con un micrófono en un lugar, entonces iba a ese lugar y componía. En otro momento me proponía todos los días componer una canción, y lo hacia, no grandes canciones, componía una canción y por ahí al otro día la tiraba a la mierda. Pero sin formato porque yo soy muy desordenado, entonces no consigo disciplina y orden a eso que por ahí tiene que ser así. Pero también me pasa de levantarme a la mañana y tener una melodía ahí, y salir a buscar una guitarra y no la grabo. Cuando llegás a grabar, tal vez te la olvidaste o la pudiste grabar.

- ¿Qué discos te han impactado en este último tiempo?, ¿qué música estás consumiendo en la actualidad?
-Yo compro música de otro momento, que es como escuchar a The Vines o King of Lions que son grupos de los setentas que están tocando ahora, y no me mueven nada más que decir: "voy a escuchar a Los Creedence de nuevo".

- ¿No hay algo nuevo que te haya imapactado?
- The Mars Volta por ahí me llamó la atención por un montón de cosas. Yo lo que escucho ahora de los grupos es como una licuadora; meten un montón de cosas adentro. En la Argentina hay grupos interesantes, es más, me gusta más lo que esta pasando acá que lo que escucho de afuera; lo noto como vivo... Pez, hay grupos que decís: "esto está vivo, los tipos están haciendo cosas".



-¿Flopa Manza Minimal?
-Sí, la conozco a Flopa, lo conozco a Minimal. El otro día iba a tocar con ellos pero justo viajábamos a Pico Truncado (Santa Cruz), ese día presentaban el disco.

- Teniendo en cuenta de que tenés buena relación con otros músicos, ¿nos podés contar cómo fue que grabaste en el disco Ey de Fito Páez? ¿Cómo llegaste ahí?
Y nada raro, porque las cosas no suceden como uno piensa, las cosas simplemente suceden. Fuimos un día con Diego (Arnedo) a la sala de Fito y estuvimos un rato ahí y dice “¿no quieren tocar en el disco?” y dijimos sí, y tocamos. Como me pasó con La la la por ejemplo, de Spinetta-Páez; me invitaron a la grabación, yo estaba ahí escuchando, andaba con un ukelele que es un instrumento chiquitito con el que después grabamos “Sisters” muchos años después, y estaban escuchando uno de los temas de Spinetta que se llama “Un niño nace” y yo me puse a tocar una melodía arriba de eso y dijeron: "¿porque no tocas eso ahí?", "bueno está bien" dije, y entré con el ukelele, que no es mi instrumento, y toqué. Por ahí esas cosas salen así, es lo mejor, para mí es lo mejor.

¿Qué relación tenés con la literatura? ¿Influye en tu música?
-No mucho, la literatura influye en mi vida más que en las letras. Alejandra Pizarnik por ejemplo es alguien a quien yo le tengo un respeto muy especial, porque abro y ya sé que me voy a encontrar con algo tremendo, (Eduardo) Galeano. Todo eso te va nutriendo de lo que después por ahí volcás en algún lado. Galeano en “Huelga de amores” tiene una influencia tremenda, eso fue muy puntual, dijimos “mirá que pasa con esto, hagamos una canción referente a eso". “Huelga de Amores” es una cosa específicamente basada en él.

¿Tenés especial cariño por algún disco de Divididos?
-¡Y claro!, con el primero, con el cuarto. El Otroletravalanda y Cuarenta Dibujos Ahí en el Piso. Creo que tengo cariño por todos, como distintos cariños porque cada uno resume algo importante de mi vida. Si tengo algún protegido por ahí es Otroletravalanda, que es como: (hace voz de señora) "¡no me toquen al nene!" ¡Ya me lo cagaron a palos!, ¡le dieron con todo!

¿Sentís que es el disco de culto de la banda?
- Yo siento que es el disco que más cagaron a palos, no sé si el de culto. Hoy está todo bien, a todo el mundo le gusta el disco, pero cuando salió nos dieron con un caño porque todos esperaban que hagamos lo que veníamos haciendo, y porque hay que hacer eso, es como decir Narigón del Siglo y Vengo del Placard no son iguales. ¿Por qué hay que hacer el mismo disco? si ya esta hecho, ¿Por qué seguir una cosa y no moverse de ahí? La música es lo que te sale, sino pertenecés al sistema desde una manera que no te gusta pertenecer, te ponés conservador.

- Con respecto a la producción, ¿estás haciendo algo con otras bandas?
No. A veces se confunde la palabra producción. Producir es ir a ayudar en lo musical a una banda, no producir ejecutivamente al grupo para que lo conozcan. A mí me llegan muchas propuestas casi todo el tiempo, pensando que yo soy Sony, y yo no soy Sony. Si me llamás para hacer el disco, ¡bueno!, vamos a ver si realmente lo puedo hacer, primero que nada, porque a veces son cosas que para mí son un reto, por ejemplo el disco de Mimi Maura para mí fue un desafío, o el de Cienfuegos también, porque son cosas que decís: "esto me encanta porque es distinto".

-¿Qué cambios va ha haber ahora con el nuevo baterista, Catriel?
Y eso es lo que a mí también me gustaría saber. Catriel tiene mucho el estilo de Federico (Gil Solá), es más salvaje. Entonces nos lleva compositivamente, de hecho los temas suenan distintos, todo lo que estamos tocando es como temas nuevos. Hay una energía que nos sacudió a Diego y a mí a decir: "estamos vivos, es saludable". Y el disco supongo al momento de pensarlo, va a ser un disco re power.

Hablando de influencias, se nota una clara influencia de Hendrix en la manera de tocar la guitarra. ¿Qué tipo de influencias locales tienen?
En los setenta escuchaba Pappo, Almendra, Pescado Rabioso. Pappo y David Lebón como grandes guitarristas, no sé si tanto en la parte solista de David, pero sí el David Lebón guitarrista en su momento, y ahora también, siempre va tocar bien. Lo que pasa es que la influencia es en pequeñas cosas o grandes cosas de otros artistas, como Pedro y Pablo, tuve la bendición de grabar con Cantilo y me dijo: "te quiero invitar a cantar en un tema", entonces yo le dije: "pero te tengo que pedir algo, yo quiero tocar la guitarra en “Padre Francisco” y dijo: "¡ah!, no había pensado en ese tema" y lo pusieron en el disco porque se lo pedí, porque yo quería tocar el "solo" que tocó Kubero (Díaz) en la versión original y me dí el gusto de devolver a mis referentes algo. Como con Luis (Spinetta) y “Despiértate Nena” y decir: "tomá, yo con tu música hice esto".

Darle Gracias.
Claro, "Voodoo chile", a Hendrix decirle con todo respeto: "mirá lo que pasó por lo que vos hiciste", conmigo por lo menos.

En Londres grabaron Narigón del Siglo. ¿Cómo fue estar en el mítico estudio Abbye Road?
Londres es muy fuerte en todo sentido, porque además no es Estados Unidos, no es Dysneilandia y toda la parte cinematográfica de ahí. Es nada; vos caminás y está todo, nadie te dice: "¡acá esta Abbye Road!, ¡a cien metros la meca de los Beatles!". Nada, vos estás caminando por un barrio, de pronto doblas y ves la calle pintada como en todos lados, hasta que te acercas y dice Abbye Road Studios en una cosita así (chiquita), o en el frente de la casa, ¿entendés? Nunca te vas a enterar que estuviste ahí, no hay ningún cartel que te lo indique, salvo el cartel de la calle que marca el nombre la calle. Bueno, así son en todo, los ingleses. Más allá de la política, porque políticamente los detesto como a los norteamericanos y a todos los expansionistas, pero musicalmente hay otra cosa más allá, que para ellos sea un aparato de colonización, que es la sensibilidad que hicieron con la música. Ellos no la hicieron para favorecer políticamente a un Estado, y lo que encontrás ahí es todo, es el silencio de lo mucho, como una gran escuela.
-
¿Estando en Inglaterra no se te pasó por la cabeza, aparte de ir al estudio ya que grabaron ahí, de ir a conocer algún sitio por su leyenda o por alguna otra cosa?
No. No me llama la atención hacer esas cosas, es más, estuve en Nueva York y me dijeron: "¿vamos al estudio de Hendrix?", y no. Un día caminando aparecí en la puerta, y me dijeron: "conozco allí adentro a alguien que te puede mostrar el estudio", "bueno" dije y entré. Pero fue como mucha casualidad, no es que llego a Nueva York y digo: "quiero ir a conocer el Electric Lady". Porque para mí las cosas están en el corazón, es como conocer a un artista y que no sea como vos pensás porque tiene que ser amable, porque tiene que ser un buena onda , o porque tiene que ser un hijo de puta porque es un rockero enfurecido, ¿entendés?. Yo a esas cosas prefiero evitarlas, a no ser que la vida te lleve a cruzártelas.

¿Cómo son los momentos previos a un show?
- Me agarra un nervio tan grande que me paraliza y entonces me quedo así (paralizado) y digo “no voy a poder a subir”, es lo peor, y con los años cada show es el primero, por ahí un poquito menos, pero no mucho menos. El otro día estabamos en el camarín del festival Quilmes y estaba muy nervioso. Pero después cuando subís al escenario ya está, estás ahí y conectás y ya estás.

Y a Diego (Arnedo), ¿también le pasa lo mismo?
No sé. Diego es una cripta impenetrable, supongo que sí.

¿Cómo ves a la juventud de la actualidad?
Es difícil responder, porque hay tantos chicos con diferentes ideas de la vida. Lo que no soporto mucho es la comunicación extremadamente fría que te propone internet y los ciber-cafés y los juegos en red, y la matanza virtual, yo ahí no.


¿Te preocupa un poco?
Me preocupa porque la vida esta acá adentro (se señala el pecho), no ahí adentro (señala la pantalla del televisor). Encima la pantalla te llama la atención todo el tiempo, de pronto estas acá y ves un televisor prendido y sos como un mosquito, ¡es tremendo!. Además no es un juego propuesto desde los chicos, creo que es un juego propuesto desde un sistema que te lleva a alienarte y quedarte en tu casa y decir: "¡ah, tengo mails!", y entonces a tu amigo que vive a dos cuadras le escribís un mail, o agarrás el telefonito y le mandas un mensaje de texto. ¡Por qué no vas a la puerta y le decís hola boludo!.

¿Mirás televisión?
Sí, miro tele. Yo miro mucha tele. Me entero de lo que no me gusta, me entero de por qué no me gusta ir a MTV, Por qué hay muchos programas que digo: "ahí no voy". Estuve dos años sin mirar televisión y me hizo muy bien, y después empecé a mirar de nuevo. De alguna manera esa vida que no quiero pasar y está buena saber que existe, tener conciencia de que eso esta ahí. Si no, no tengo defensa.

Hablando de MTV ¿Cómo ves al rock argentino que sale por esa señal?
Mucha gente que mira MTV dice: "hay que hacer esto", si yo miro MTV digo: "eso no hay que hacer". Yo estuve en unos premios MTV Y dije: "nunca más vengo a este lugar", porque esto no está hecho para nadie que piense como yo pienso, o que le importe la vida como a mí me importa. Está hecho para otra gente, y ahora esta hecho directamente para un público mexicano que piensa bastante distinto a nosotros, por lo menos a ese esteriotipo de mexicano que muestran ellos. Como también hay otros mexicanos que piensan completamente distinto a lo que ves en esa espuma, ¿no?. Pero la juventud tiene muchos caminos, por eso hay artistas, hay abogados, hay militares que crecen. Pero lo que sí veo, que por lo menos hay un lugarcito más hacia lo espiritual, más hacia buscar algo más de todo este sistema que ya sabemos que te propone que todos los meses cambies el teclado o el mouse, o el programa, y aggiornate porque si no, te quedas. Si entraste en esa carrera, no te pierdas del último programa por que estás sonado. Pero hay otro mundo que es más piola.

-¿Creés que esa mexicanización que existe en el caso de MTV es la que ayudó a que desembarquen propuestas de esas latitudes en nuestro país, en el marco de festivales?, ¿conocés a esas bandas?, ¿qué te parece su propuesta?

Muchas bandas que parecen raperos, ¡que se yo!, no sé. Para mí el rap es una música norteamericana de los barrios pobres, como acá la cumbia villera, que resultan legítimos. Pero cuando los sacás de ahí, ¿qué es eso?, ¿qué es un pibe agarrándose el huevo? Yo no lo entiendo, no me parece real, me parece como tomado de un lugar que no es de las clases bajas, porque todos están empilchados con Adidas, desde la gorrirta hasta las zapatillas. Me parece que es un marketing bien logrado.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

chicos: los felicito por esta nota! muy buenas preguntas...
JIME

EMELMV dijo...

Hola JIME gracias por tu comentario, esperamos próximas visitas al blog.
Santiago Ramos.

Anónimo dijo...

Esto me trae gratos recuerdos y la forma de trabajo era genial, supongo que seguiran igual, pero eso de ir en busca, lo profesional desde lo amateurs, es "el comienzo"
me debía la visita a mi y ustedes, estoy escribeind en un Blog del gran Catriel jaja! le paso despues la pagina.
Abrazo de gol para los dos!

Anónimo dijo...

Guiyo esta muy bueno el blog! ahora entiendo xq la insistencia!!
te felicito!
besos!
vikiki

EMELMV dijo...

Sr. Fabricio: Gracias por conservar gratos recuerdos y por haber sido de la partida en el comienzo por el sendero que nos une, visitaremos su blog.
Srta. Vicky: insistier es no bajar los brazos.
Saludos.
Emelmv.