viernes, 4 de diciembre de 2009

"Tocar con el Flaco me sirvió para crecer musicalmente"

"Tocar con el Flaco me sirvió para crecer musicalmente".

Ampliando el espectro de lo que acontece en torno a la celebración de los cuarenta años de trayectoria artística de Luis Alberto Spinetta, nos pareció pertinente dar a conocer como repercutió la música de Spinetta en otros músicos que han tocado con él.

Black Amaya fue el baterísta de uno de los tríos más aclamados de la historia del rock vernáculo argento: Pescado Rabioso, y en la siguiente entrevista reaviva momentos que nos ponen en sintonía con aquella época, en la que Black Amaya se encargaba junto a Bocón Frascino primero, y David Lebón después, de generar la base que se escuchan en aquellos emblemáticos discos de Pescado Rabioso.

En El Mundo Entre Las Manos Black Amaya se refiere a la experiencia Pescado Rabioso.

Por Guillermo Romani - Santiago Ramos.


¿Qué cosas te quedan de tu paso por Pescado Rabioso?
Yo me acuerdo siempre lo que me dijo Charly García una vez ,en una zapada que hicimos juntos allá por el noventa y pico, él me miraba tocar y digo yo: "¿qué le pasa que me esta mirando desde abajo del escenario?", y entonces después sube a tocar, y me pone la mano en el hombro y me dice: "vos tocás bien, por ue tocaste con Spinetta, lo mejor que hiciste también es tocar en Pescado..." y yo lo entendí como que me hizo bien tocar con El Flaco. Porque El Flaco me abre a mí musicalmente; yo venía de tocar con Pappo y pasé del blues al rock más elaborado, con más melodías y con el Luis (Alberto Spinetta) nada menos. Me sirvió para crecer musicalmente un montón.

Tiene que haber un entendimiento real entre la base: el bajo y la batería. Teniendo en cuenta que vos al estar en Pappo´s Blues formabas la base junto a David Lebón, y luego en Pescado Rabioso también coincidieron. ¿Lograste un buen entendimiento con David o te entendiste mejor con Bocón Frascino?

Bueno con Pappo blues estaba bueno, porque hacíamos un estilo Cream, Jimi Hendrix, entonces él en el bajo, como era guitarrista, sabía como venía la viola y yo acompañaba a los dos. Ahora, cuando se formó Pescado Rabioso con el que mayor entendimiento tuve, fue con Bocón Frascino. Porque él aparte de hacer las notas normales en el bajo, iba haciendo como unos arpegios e iba llenado mucho, abría la melodía del bajo, porque éramos tres, entonces el tipo tenia que llenar, entonces abría la armonía.

Mucho entendimiento, nosotros tocábamos una hora antes de que venga Luis, practicábamos las bases juntos, después venía Luis y tocábamos, o por ahí se quedaba afuera tomando mates y luego ensayábamos.

Tuve un trío con Héctor Starc y Machi Rufino: Antes de que llegue (al ensayo) Héctor Starc, con Machi nos juntábamos a sacar bases, es decir “el bombo va con la nota acá grave por ejemplo, esto con aquello”, para que la base bajo/batería sea una, trabajábamos en esas cosas. Y con David Lebón en Pescado no, pasaban el tema, tocaba el tema y yo sabía que él iba a andar bien, y ya éramos cuatro, por que estaba el órgano de Cutaia. Al haber un órgano yo puedo tocar mucho más tranquilo haciendo la base, ahora cuando yo toco en trío trato de llenar un poco todo los espacios que quedan. Cuando tocás en trío tenés que llenar más. Con Bocón trabajé más.

¿Qué te parecen las reediciones de los discos de Pescado?

Buenas porque están masterizadas otra vez, subieron las baterías, subieron la guitarra, el bajo. Aparte hay una edición muy buena que todo el texto corresponde a Alfredo Rosso, contextualizaciones de la historia de la banda, historia de la banda. Alfredo Rosso es uno de los primeros periodistas de rock, a quien yo respeto mucho, al igual que Claudio Kleiman.

Relacionadas: Entrevista con L.A. Spinetta