martes, 16 de junio de 2009

Rock politizado


Por Santiago Ramos
Se confirmó que en las próximas elecciones las huestes roqueras tendrán su representante en las urnas; estoy hablando de Hernán Cabra de Vega, cantante de Las Manos de Filippi, quien estará décimo en la lista del Partido Obrero (P.O.) como candidato a diputado por Capital Federal.
Desde hace tiempo se barajan diferentes discusiones sobre si la música de rock debe involucrarse con cuestiones político-sociales, en cuanto compromiso. Y la respuesta es incierta. Lo más importante es que la música tenga compromiso con el arte. Una vez en ese universo, las diversas temáticas que se proponen son bienvenidas de acuerdo a la forma y el modo en que sean tratados. En el arte importa el contenido, pero también importa la forma.
El problema radica en que se confunden, en muchas ocasiones, a demagogos que en nombre de la verdad baten cualquier verdura desde el escenario en busca de adeptos, sin un contenido y una forma acorde con las inquietudes artísticas; con artistas que además de tener un compromiso, tienen algo para decir de forma poética con un estilo correspondiente a lo que se le pide a un músico.
En el caso puntual de la candidatura del Cabra, es muy saludable que se involucre con estas cuestiones porque no es ningún novato, desde el año 1989 milita en el Partido Obrero. Sabe volcar sus pensamientos en grandes canciones, que algunos tildan de panfletarias, como sabe lo que sucede en la política macro y micro.
Además, después de tantos años de rock piquetero era hora de asumir su discurso con un compromiso mayor; puntualmente, participando en las elecciones, exponiendo su propuesta.
En la música argentina hay muchos que abren la boca para bardear el orden establecido, pero hay pocos que asumen de verdad el compromiso de querer cambiarlo. Así, entre tanto testimonial, tanto demagogo, tanto vaciamiento partidario, el Cabra eligió el camino de la periférica izquierda argentina, no el del partido gobernante, como eligieron muchos músicos en la década del noventa.
Es imposible que el Partido Obrero en capital meta 10 diputados, pese a esto, es muy noble la actitud de un músico que además de criticar en sus canciones, se la jugó en poner el cuerpo.
La comunidad roquera ya empezó a brindar su apoyo: “la candidatura de Hernán "El cabra" debería ser un gesto que algunos, por lo menos los músicos de rock de la -nube de pedos- deberían aplaudir o apoyar”, manifestó Andrés Calamaro desde su blog.
Con mucha razón se critican a artistas por oportunos-aprovechadores de discursos políticamente correctos. En esta ocasión pido una salvedad por Las Manos de Filippi, entre otros, que siempre han mantenido coherencia entre arte y realidad. No sólo por participar en actividades extra musicales, sino también por hacer buenas canciones con eso.
Fotografía: gentileza Argentina.indymedia.org

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena la nota. Comparto la reflexion y el lugar destacable para el artista en cuestion. Quisiera si, hacer notar una diferencia en mi postura. Los artistas o rockeros como se los nombra en la nota tomando una porcion manifiesta en un genero, lo que no cambia su rol artistico, antes de ser artistas son ciudadanos. Con derechos y obligaciones como cualquier otro. Por lo que, el arte no los excenta de sus deberes y sus derechos civicos. Suponer que da mayor merito a un artista participar activamente en politica que a otro individuo que se dedica a otra cosa, es una postura un tanto elitista. El artista como bien supremo que posee mas cercania a la verdad (desde un aspecto filosofico, claro esta) es una postura comun que los mismos artistas alimentan (o alimentamos para no esquivar el bulto). Este muchacho que no conozco y poco conozco su obra esta en la lista del PO por su rol como militante. como bien dice la nota, y tiene todo el derecho a participar como ciudadano y militante (que ademas sea el cantante de un grupo musical con trascendencia publica es un dato aparte). Nacha Guevara, fue maltratada por "prestarse" al aparato, segun los grandes medios, quitandole con esto su derecho de participar. No creo que un poco de debate con respecto a esto nos haga mal a los que queremos el arte y la politica y por sobre todo queremos la democracia.
Gracias Santi y siempre un gusto conversar con vos, aunque sea por la internes!
Abrazo!
Fede Amaya

G.A.R. Grande dijo...

Gracias Fede por paticipar y apuntar algunas cosas. Yo me quisiera detener en esta frase que puisiste: "Suponer que da mayor merito a un artista participar activamente en politica que a otro individuo que se dedica a otra cosa, es una postura un tanto elitista".
Te cuento que en ningún momento la nota intenta dar más mérito a un artista que cualquier otro ciudadano para participar en política, que como tal tiene plena pertenencia a en la comunidad.
La nota valoró el accionar de un músico que no se quedó con la simple canción de protesta (en una época donde gran número de músicos utiliza esa herramienta para ser polítoicamente correcto y tener adeptos) sino que fue más allá y se animó a postularse como candidato. Esa era la única intenciión de la nota, valorar el gesto que para mi es coherente con su discurso como artista.
En realidad es importante que se dedique a la política la gente que tenga vocación, y sea más apta.
Gracias nuevamente, espero que sigas visitando el sitio.
Santiago
Ramos

Anónimo dijo...

Siempre visito el sitio y me parece un espacio barbaro, no solo por la info sino por la mirada que le dan. La critica de "elitista" no fue hacia el enfoque de tu nota sino la postura social sobre el tema, la cuestion es gral, asi que todos tenemos un poco de parte y culpa.
Me encanta lo que estan haciendo y metanle con el proyecto que si hay laburo y compromiso siempre se llega a buen puerto!

Abrazo Santiago!
Fede